Warning: asort() expects parameter 1 to be array, null given in /home/jpmartin/public_html/wp-content/plugins/woocommerce-mercadopago/includes/module/sdk/lib/class-mp.php on line 656

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/jpmartin/public_html/wp-content/plugins/woocommerce-mercadopago/includes/module/sdk/lib/class-mp.php on line 970
Productos – JP MARTIN
JP MARTIN
Productos

Productos

Chardonnay

La variedad de uva Chardonnay proviene de la región francesa de Borgoña, siendo los romanos los primeros que la cultivaron.Existen distintas zonas de la Borgoña que tienen características insignes, como en Côte d’Or, Côte Chalonnaise, con apelaciones a considerar especiales: Rully, Mercurey y Montagny, bajando hacia el Sur a Mâcon-Villages que es donde se producen la mayoría de los vinos de la región, hasta Saint-Véran y Pouilly-Fuissé, que tiene vinos más complejos pero quizás con algo menos de finura que los de Côte d’Or.

La variedad chardonnay, se ha plantado bastante en el Nuevo Mundo, destacándose en cosechas de altísima calidad en Chile, Argentina, Nueva Zelanda, Australia, Sud África y California.

Se caracteriza principalmente por su madurez temprana y su gran resistencia y adaptabilidad a diferentes tipos de suelo. Razones que explicarían, entre otras, su amplia expansión geográfica.


Carmenere

La cepa Carmenere, una uva con doble nacionalidad que resurgió lejos de su lugar de origen luego de considerarse extinta y que hoy continúa conquistando paladares y corazones a nivel mundial.

Esta misteriosa cepa que le debe su nombre a la palabra francesa «carmín» por el color de su follaje antes de la caída de la hoja, es una de las variedades europeas más antiguas. Esta uva fue considerada extinta luego de una epidemia de filoxera a finales del siglo XIX que arrasó con gran parte de los viñedos en Europa.

Pero los viticultores franceses lo que no sabían es que esta uva no estaba dispuesta a ser olvidada. Fue así como desde Burdeos viajaron algunas variedades de uva que fueron introducidas a mediados del siglo XIX en Chile.

Mientras tanto, en 1980 los enólogos chilenos vieron todo su potencial y consideraron que esta cepa ya se había adaptado perfectamente a sus suelos, pero para el año 1993 recibieron la visita del ampelógrafo francés Jean-Michel Boursiquot quien luego de realizar varios estudios, afirmó que el Merlot chileno era nada más ni nada menos que uva Carmenère.

Aun sin salir de su asombro, decidieron realizar estudios más especializados a su ADN y se pudo comprobar que la importante revelación del señor Boursiquot era totalmente cierta.

Tras esta noticia que sorprendió al mundo entero, la cepa Carmenère empezó a conocerse como la uva “Jurassica” y dio paso para que se convirtiera en un emblema vitivinícola de Chile siendo en la actualidad el mayor productor de esta uva en todo el mundo.

Sus vinos son de mucha profundidad y sabor, con taninos muy suaves y boca muy agradable. Generalmente de acidez más bien baja, los vinos Carmenere son muy fáciles de tomar, pero también pueden llegar a ser grandes vinos.


Syrah

Sobre sus orígenes históricos hay quien lo cree procedente de la ciudad persa de Shiraz, y achaca su extensión a la vuelta de los Cruzados a la Galia. Otra versión de la historia de esta variedad pasa por la ciudad siciliana de Siracusa. Desde allí habría cruzado el estrecho de Messina, atravesando Italia y asentándose en el valle del Ródano.

Los vinos realizados de Syrah suelen tener mucho sabor y buen cuerpo. La variedad produce vinos con un amplio rango de sabores, dependiendo del clima, el terruño donde crece la vid y las prácticas de la viticultura. Los aromas pueden variar de violetas, frutos oscuros, chocolate, café expresso y pimienta negra.

Este vino ha conseguido fama mundial a partir de dos orígenes. En primer lugar está el Ródano. Especialmente en el norte de las orillas de este río se encuentran los ejemplos más clásicos de esta variedad. El segundo punto cardinal para este vino es Australia. Con un estilo mucho más cargado.


Garnacha

La Garnacha es una uva española que se ha convertido en una de las más cultivadas en la viticultura del país. Se trata de una cepa vigorosa originaria del este de España, de origen aragonés en su mayoría. La Corona de Aragón la expandió desde el siglo XII al XVII por Francia e Italia y, más tarde, se establecieron plantaciones por todo el mundo en zonas de Australia, California, Chile, África, Reino Unido, etc.

Su frescura y una expresión frutal muy acentuada, muy del gusto del consumidor que busca vinos con más personalidad. Vinos que le hablen del lugar de donde provienen. Es una variedad muy rústica, con alto potencial de guarda por esa acidez y el frescor con la que cuenta.  

Pero es una variedad de lo más versátil. Se adapta muy bien a suelos pobres y aguanta el calor. Además se trata de una variedad muy productiva.


Pinot Noir

El Pinot Noir, proviene de la región francesa de Borgoña, una región situada en el centro noroeste de Francia.

La pinot noir es hoy en día una de las variedades que más han viajado fuera de sus fronteras originales. Así, está adaptada en distintas regiones vitivinícolas, especialmente en las frías.​

La Pinot Noir ​está detrás de vinos de color claro, cuerpo medio y pocos taninos. Esto se debe a su fina piel y sus bajos niveles de compuestos fenólicos.

Se considera que produce algunos de los vinos más elegantes del mundo. Pero, a cambio, es una variedad difícil de cultivar y de vinificar. 

Borgoña es sin duda el hogar de Pinot Noir. Dentro de la región de Borgoña, un tramo de 50 kilómetros de largo por 3 kilómetros de ancho ​conocido como la Côte d’Or (Pendiente de oro). Esta franja tiene un suelo calcáreo y bien drenado. También una buena exposición a la luz del sol, con temperaturas superiores a la media y pendientes suaves.


× ¿Cómo puedo ayudarte?